A través de la Brigada de Control Ambiental (BCA), estos animales silvestres fueron llevados a un santuario natural en Colón, Entre Ríos, donde tendrán condiciones más propicias, según informó la cartera de Ambiente nacional.

Una mujer entregó de manera voluntaria a los monos tití (Callithrix jacchus), entre recién nacidos y ejemplares adultos, que cuidaba en su casa desde hacía un año y medio. La señora rescató a dos monos en mal estado y les dió buenas condiciones de permanencia y alimentación. En el período que permanecieron con ella, la pareja de primates tuvo cría en tres oportunidades.

A pesar de encariñarse con ellos, la señora reconoció que por tratarse de animales exóticos no pueden ser considerados mascotas. Por ese motivo, convocó a la Dirección de Inspecciones del Ministerio de Ambiente para entregar y trasladar a los ejemplares a un establecimiento adecuado.

Los especialistas del Ministerio trasladaron a los monos al santuario Tekove Mymba, que en guaraní significa “vida animal”. Al llegar al lugar fueron recibidos por la Dirección General de Fiscalización de la provincia de Entre Ríos. Se trata de una fundación comprometida con la preservación del medio ambiente, la flora, y la fauna.

Así, los animales comienzan a aclimatarse a su nuevo hábitat, con altos estándares de bienestar animal, que está acondicionado para ellos con calefacción por paneles eléctricos y un sector externo.