Por Matilde Moyano

“Desarrollando talento, creamos futuro” fue el lema que marcó la segunda edición de Smart City en Buenos Aires, la exposición que propone debatir soluciones concretas para resolver las diversas problemáticas de los entornos urbanos, y da lugar a las empresas que brindan servicios para esto.

El congreso contó con ponencias nacionales e internacionales a cargo de representantes gubernamentales y empresariales, quienes compartieron sus experiencias en relación a soluciones conseguidas en materia de ciudades inteligentes, sus reflexiones y también nuevos interrogantes.


A la hora de abordar la manera de avanzar hacia un modelo productivo más sustentable, Martin Mura, Ministro de Economía y Finanzas del Gobierno de la Ciudad, indicó que “la clave es el talento, que viene de la mano de la educación. Es imposible pensar una ciudad del futuro sin educación”.


Por su parte, Paula Szenkman, Secretaria de Transformación Productiva, mencionó la necesidad de sumar más mujeres al mercado de trabajo: “Las mujeres se gradúan en menos tiempo y con mejores calificaciones”.

En el mismo panel, Jani Moliis, Jefe de Asuntos internacionales de la Ciudad de Helsinki, Finlandia, compartió la situación de su país en donde aún tienen grandes plantas de carbón para generar energía, principalmente para calefacción, con lo cual mencionó la necesidad que tiene ese país de pensar en otro método. Asimismo destacó que allí cuentan con el sistema de bicicletas público más utilizado en todo el mundo.

En su turno, Eduardo Viola, CEO de Aeroterra, Estados Unidos, destacó que para hacer nuestro entorno más sustentable necesitamos de la colaboración y la confianza: “No alcanza con cambiar de tecnología, hay que cambiar las maneras de pensar.”


Ulrich Ahle, CEO de Fiware Foundation de Alemania, destacó la importancia que tienen los datos y la digitalización, y la necesidad de que la información de contexto sea de código abierto. En este sentido, dialogamos con Carlos Abril, CEO de Atos Argentina, empresa líder en transformación digital e integración de la tecnología a empresas y ciudadanos, que impulsó junto a otras firmas la creación de la fundación Fiware, que al igual que Linux ofrece sin cargo una plataforma de tecnología de código abierto para el desarrollo de soluciones para ciudades inteligentes.

“Estamos trabajando mucho en salir de lo que era la idea anterior de ciudad inteligente, que era más que nada portales donde el ciudadano tenía acceso a trámites más rápidos o información en línea, y hacer al ciudadano protagonista del cuidado de su ciudad”, expresó Abril.


La tecnología ya está entre nosotros y protagonizará las ciudades del futuro para mejorar aspectos como seguridad, movilidad sustentable, estacionamiento inteligente, prevención de inundaciones, medición de contaminación, y monitoreo de desperfectos técnicos, y los ciudadanos participarán activamente.