T ° | ST °
Revista el Federal - Viajes - nota

Surreal: se podrán visitar de noche los campos de tulipanes de Trevelín

En octubre comienzan a florecer los tulipanes en Trevelin (Chubut), volviendo a la pradera patagónica una postal escénica, para aumentar la magia los cultivos podrán ser visitados por la noche. Las salidas están orientadas a fotógrafos.

Septiembre es el mes de la primavera y en Trevelín el aire comienza a estar perfumado. Durante octubre florecen los tulipanes y el paisaje se convierte en una escena de indescriptible belleza. Una alfombra multicolor contrasta con la cordillera de los Andes y el cielo azul. Este año los campos de tulipanes podrán ser visitados en horas de la noche, ofreciendo un espectáculo surreal. La Secretaria de Turismo de Chubut organiza el recorrido.

Durante los días 6,10, 14, 17, 21, 24 y 28 de octubre desde Esquel y Trevelin saldrán visitas guiadas a los campos de tulipanes en horas de la noche. La propuesta busca unir la naturaleza con la fotografía, ya que las visitas están dirigidas a fotógrafos o aficionados que quieran retratar la maravilla de estar caminando por un campo florido debajo de un manto celestial único.

Los tulipanes son sembrados durante el mes de mayo y durante octubre comienzan a florecer. Amarillos, blancos, rojos y fucsias, el manto multicolor se despliega como una sábana mágica que termina en los pies de la Cordillera. Las semillas son traídas de Holanda, uno de los países emblemáticos en el cultivo de estas flores.

Los cultivos están abiertos de 8 a 18 Hs, pero durante octubre las puertas a este universo de magia podrán ser visitado de noche por fotógrafos que deseen trabajar alrededor de una atmósfera onírica cargado de aromas y de imágenes increíbles. Las visitan saldrán de Esquel y Trevelin, este pequeño pueblo es considerado la capital de los tulipanes. Está ubicado en la zona húmeda de la Patagonia casi en el límite con la seca, gracias a esta particularidad geográfica el paisaje regala postales de enorme belleza, con praderas y bosques de maitenes, lengas, ñires y los gigantescos lahuanes o alerces patagónicos. En el sotobosque podemos hallar plantaciones de calafates, frutillas y zarzaparrillas.

La visita nocturna a los campos de tulipanes es un escenario ideal para que los fotógrafos se luzcan, pero también aquellos que no cuenten con la suficiente experiencia recibirán asesoramiento. Según informa la Secretaria de Turismo de Chubut, se recomienda contar con cámara fotográfica con opción de velocidad de obturación de 15 segundos o más tiempo, sensor con sensibilidad ISO 2000 o más, trípode, reloj, linterna y de ser posible, cable disparador.