A los 102 años murió Nelly Omar. Oriunda de Guaminí, la compositora, actriz y cantante de tango y folklore -que nació el 10 de septiembre de 1911- fue una de las grandes figuras del género. Tuvo su periodo de esplendor en los años 30 y 40, de la mano de sus versiones de “Callecita mía”, “Sólo para ti” y “Latido tras latido”. Su carisma fue tal que la bautizaron “La Gardel con polleras” y también como “La voz diferente”. Junto a Tita Merello, Azucena Maizani, Libertad Lamarque y Ada Falcón integró una estirpe dorada de cantantes de la música popular.

 Nelly fue relacionada sentimentalmente con Homero Manzi, quien -según los mitos- le compuso el famosísimo tema “Malena”. Su carrera tuvo un parate tras la Revolución Libertadora de 1955, ya quera era íntima amiga de Eva Perón. Luego continuó hasta los últimos días de su vida presentándose en vivo y se convirtió en una de las representantes más longevas de la música vernácula. Recibió múltiples premios y honores, entre ellos fue reconocida como Embajadora del Tango en 2010. En su último gran concierto, pese a los problemas de salud, la artista festejó sus 100 años en noviembre de 2011 con un recital en el Luna Park.