Comenzó el traslado de animales del ex zoológico de Mendoza a la Reserva Natural del Iberá, en Corrientes. Alrededor de 40 pecaríes de collar y dos tapires ya se encuentran en la provincia del litoral. Según autoridades mendocinas en los próximos meses harán efectivo el traslado de gran parte de los animales a diferentes parques de Argentina y de otros países.

La Reserva Natural del Iberá es una de las más importantes del país. Tiene una superficie de 140.000 hectáreas, el traslado de estos animales se logró por las gestiones de la ONG Conservation Land Trust, quien tiene un programa de protección y reintroducción de especies nativas. “Se trata de una oportunidad única de restauración ecológica y desarrollo local que fue declarada de interés provincial en Corrientes y de interés ambiental nacional por el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación”, afirmó el titular de la ONG, Sebastián Marino.

Conservation Land Trust gestiona el traslado además de dos guacamayos rojos que fueron recuperados del comercio ilegal de aves. Estos traslados se dan el marco de la reconversión del ex zoológico mendocino en Ecoparque, que pretenden abrir en 2019. La decisión del gobierno cuyano respondió a las irregularidades que se vivían en el Zoológico, en un año murieron más de 70 animales por causas que van desde pasto envenenado con agrotóxicos hasta disparos de armas de fuego. A partir de la aprobación de la Ley 8945 que protege el bienestar de los animales, la suerte de los animales que quedaron dentro de ese predio tuvo un cambio: el traslado a santuarios naturales.

Hay alrededor de 2000 animales alojados en el ex zoologico mendocino que deberán irse. La directora del Ecoparque, Mariana Caram explicó que pronto “harán un llamado a personas que estén interesadas en recibir animales de granja o corral, que son más de mil. Los animales exóticos también serán reubicados a través de un plan de derivaciones para los que no son de la provincia o del país. El proceso está armado, la selección está ordenada, falta definir papeles sanitarios por lo que antes de mitad de año comenzaran los primeros traslados”, detalló.

El ex zoológico mendocino fue noticia mundial luego de la muerte del oso polar Arturo y del traslado de la chimpancé Cecilia al santuario natural de Sorocoba en Brasil. El primero generó polémicos cruces entre proteccionistas de animales y autoridades, ya que el oso polar estaba viviendo en pésimas condiciones. Se hicieron pedidos internacionales para que sea trasladado a Canadá, pero veterinarios coincidieron que ya era muy longevo y no soportaría un viaje tan largo. Murió en julio de 2016.

En un fallo sin precedentes la Justicia de Mendoza declaró que Cecilia es “sujeto de derecho no humano, específico en su naturaleza” y en abril de 2016 aprobó el pedido de traslado de Cecilia al santuario de grandes primates en la ciudad de Sorocaba, Brasil. La directora del Ecoparque, Mariana Caram, señaló que están trabajando “para poder brindarles a todos los ejemplares del paseo una mejor calidad de vida en condiciones óptimas”.