DESARROLLANDO PARA ESTA SEMANA 

escritor y mago argentino Federico Ludueña compite en la edición 2015 del tradicional premio Fism, algo así como el Nobel de la Magia, a raíz de su obraEl cerebro mágico (Aguilar-Penguin Random House), éxito de ventas que aborda las potencialidades de la mente a través de ideas elaboradas a través del ilusionismo.

“Inscriptos en una tradición que se inició en el año 1200, pero que fue institucionalizada en el año 1948, los premios Fism de este año (los Oscar de la magia, los Juegos Olímpicos del ilusionismo) tienen en su lista de nominados para la categoría Teoría y filosofía a Ludueña, informó ayer la editorial Penguin Random House.

En El cerebro mágico, el psicoanalista y mago revela “los secretos fundamentales que promueven un mejor desempeño en muy diversas actividades en las que el hombre moderno se ve inmerso diariamente”, añade el texto.

Ludueña se formó como “artista del misterio’” en el Magic Castle, centro de la magia mundial ubicado en Los Ángeles, California (EE.UU.), donde ganó tres Medallas de Bronce en sucesivas Olimpíadas Mágicas. Su principal mentor es el afamado estadounidense Max Maven. También se desempeñó como bibliotecario en ese establecimiento; estudió guion cinematográfico en la Universidad de California en Los Angeles (Ucla); trabajó como docente en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde creó el primer curso de magia, que se dicta en el Centro Cultural Ricardo Rojas. Asimismo, colabora con Genii, la revista de magia de mayor difusión internacional, y es coautor de la compilación Ética y magia a través del cine.

Hasta ahora, al premio Fism lo han ganado tres argentinos: Adrián Guerra y Henry Evans –en cartomagia– y Carlos Barragán en magia de escenario. Habrá que ver si Ludueña es el próximo.