Cuando en 1997 se presentaba el Ka, el mercado vivía una revolución, ya que por primera vez, una marca tradicional como Ford incursionaba en un segmento que nunca había explorado. Por ese entonces el rival más cercano era el Renault Twingo, pero con un concepto muy diferente. Hoy el Ford Ka se vuelve a renovar y presenta varios cambios estéticos que lo rejuvenecen. El diseño exterior presenta un nuevo conjunto delantero con líneas provocativas donde se destacan su nueva grilla y paragolpes de forma trapezoidal que le otorgan un aspecto más robusto y confiable. Ya sea en las ópticas delanteras con terminaciones en color oscuro, en los faros traseros transparentes o en el renovado paragolpes trasero cuya parte inferior integra superficies reflectantes, el nuevo KA irradia un look más moderno y atrevido por donde se lo mire.

Interior moderno. En línea con los cambios exteriores, el nuevo KA presenta un interior que ha sido modernizado a través de su panel de instrumentos de renovadas gráficas e iluminación y de sus nuevos tapizados y texturas.
El equipo de audio My Connection con reproductor CD/MP3, conexión Bluetooth y puerto de entrada para Ipod y dispositivos USB  eleva las posibilidades de un amplio interior, donde el confort es razonable para su segmento. El asiento trasero rebatible al 100% le aporta mayor flexibilidad y contribuye a obtener considerable ventaja de su amplio interior. El sistema de apagado automático de luces está disponible en todas las versiones.
Las versiones KA Pulse y Top Pulse, adicionalmente, incorporan una consola central con espacio para portavasos, levanta cristales eléctricos con sistema “one touch up/down” para conductor y acompañante, cierre global remoto de puertas y cristales, apertura interna de baúl y desde comando a distancia. La facilidad de contar con una única llave tanto para la abertura de sus puertas como para la tapa de carga de combustible se presenta como una conveniente novedad para toda la renovada línea.

Propulsores probados. En cuanto a la motorización se ofrece con dos opciones del probado Zetec Ro-Cam. El primero de 1.0L, para las versiones Fly y Fly Plus, capaz de erogar una potencia máxima de 63CV y 86Nm de torque  y el segundo de  1.6, para las versiones Pulse y Top Pulse, cuya prestación máxima es de 95 CV y 141Nm.
El motor naftero1.6 está acoplado a una caja manual de 5 velocidades, se lo nota ágil en la respuesta con buena reacción en los regímenes bajos y medios. Es un auto bastante entretenido, sobre todo por la rapidez de la dirección y la respuesta del chasis. 
Alcanza cómodamente 170 km/h y puede acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 11 segundos. Con respecto al consumo puede recorrer un promedio de 14 km con un litro de especial lo que se traduce en más de 500 km de autonomía con su tanque de 45 litros de capacidad. En total suma seis versiones diferentes que se ofrecen desde los $ 52.549 hasta los $ 66.690. La garantía es una punto por mejorar ya que ofrece apenas un año sin límite de kilometraje. Actualmente sus principales rivales son el Chevrolet Celta, el Fiat Uno Attractive, el Renault Clio, el Peugeot 207 Compact y el Volkswagen Gol Power.