Japón es una nación acostumbrada a recomenzar. El renacimiento está íntimamente arraigado en esta cultura en su quehacer cotidiano. Atendiendo a esta necesidad, y para darle un uso más sustentable a los millones de kilos de papel que se tiran por día, en Japón circula todos los días “The Mainichi”, el primer diario del mundo fértil. Una vez que se leé, sus hojas pueden plantarse y de ellas nacen plantas.

El concepto de diario fértil fue lo que tuvieron como propósito los creativos de The Mainichi, la idea se conceptuó como un renacer de aquello que inexorablemente tenía su destino en un cesto de basura.

Japón es una sociedad altamente industrializada y consumista, sufre de contaminación atómica y superpoblación. La isla está debajo de una de las fallas geológicas más activas de nuestro planeta, pero a pesar de todo, es el país más comprometido en el mundo en cuanto a llevar a cabo políticas contra el cambio climático y en desarrollar tecnología sustentable.

¿Cómo funciona el diario fértil? Es simple. El papel con el que está hecho el diario tiene semillas compactadas, se usa tinta vegetal, que cumple una función de fertilizante. Literalmente, se deja el papel en una maceta con tierra, días después comienzan a germinar las semillas. Las plantas florecen a las semanas.

Este proyecto fue difundido en establecimientos escolares, para concientizar a los alumnos acerca de la importancia de la lectura y del cuidado del medio ambiente. El diario tenía una tirada diaria de cinco millones de ejemplares, desde que tiene semillas en su papel, aumentó a 5.700.000. La ecología, además de sustentable, puede ser también redituable. Japón marca un camino con respecto a esto.