Se trata de una iniciativa que se conoce como “Pan Dulce Solidario” y es llevada adelante de manera independiente por el panadero Nicolás Martínez, de nacionalidad paraguaya, desde 1995.

En esta edición, Martínez cuenta con la ayuda de su familia y su colega Carlos Romero. Desde noviembre Martínez comenzó a pedir colaboraciones a empresas, comercios y a los vecinos.

Los panes van siendo cocinados por tandas, debido a la enorme cantidad que deben ubicar los artesanos en los hornos. Las primeras 3.800 piezas ya fueron enviadas a familias de la Línea Sur rionegrina el último fin de semana.

Mientras tanto el equipo de panaderos no descansa y continúa amasando con los ingredientes que les donan día por día, a medida que se acerca la Navidad. “Hoy llegamos a los 9.000 y estamos a la espera de más insumos. Va lento pero firme“, le contó Martínez a Télam.

Para cumplir con el número del 2018 el panadero utilizará cerca de 6.000 kilos de harina. Quienes estén interesados en donar insumos pueden contactarlo en el teléfono (294) 154-661712 o al mail: paraguamartinez@hotmail.com