El pronunciamiento oficial se conoció tras observar ayer a los vecinos, en su mayoría jóvenes, que subieron a las redes sociales fotografías sobre el lomo del cadáver e incluso introduciéndose dentro de las fauces del enorme mamífero, que por estas horas desprende gases y fluidos propios del proceso de descomposición.

A través de un parte de prensa emitido por la Dirección de Fauna y Flora Silvestre se pidió que, «ante el varamiento de un ejemplar juvenil de Ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) en las costas cercanas a la ciudad de Comodoro Rivadavia», las personas «no se acerquen» al cuerpo del animal.

«Solicitamos que no toquen (al cadáver) dado el peligro que representa como foco de infección, enfermedades y peligro biológico para la salud humana» indica el comunicado oficial dado a conocer a últimas horas de la noche.

La dirección de fauna reconoció que «se trata de un varamiento atípico para esta especie de ballena no frecuente en la zona» y señaló que, en este caso, se recomienda a la población que, «de querer observar al ejemplar, lo haga a una distancia prudencial de 50 metros».