Fotos Marcelo Arias

“El objetivo del proyecto es tener todos los instrumentos para que los agricultores familiares sean protagonistas centrales y se conviertan en protagonistas de la cadena de comercialización”, dijo la diputada santafesina Claudia Giaccone al momento de presentar el proyecto de ley que persigue la creación de un banco de tierras para su posterior adjudicación y la suspensión por cinco años de los juicios de desalojos, además de un sistema de comercialización para el sector.

En los trazos gruesos, el proyecto sostiene que en los casos de fallos judiciales adversos la autoridad de aplicación de la ley “se constituirá en árbitro de controversia de tierras con la misión de que la ejecución del fallo que pretende garantizar un derecho no signifique dejar a la familia campesina a la intemperie”.

“El gobierno nacional ha realizado muchas acciones, pero con esta iniciativa buscamos que el agricultor familiar sea un eslabón central de la cadena productiva”, dijo la diputada del Frente Para la Victoria y recordó que en la Argentina hay más de 200.000 agricultores familiares.

Por su parte, Raimundi, que también acompañó la iniciativa, dijo: “Acá hace falta una respuesta política” para consolidar e institucionalizar el sistema de agricultura familiar y recordó que en la Argentina “hay tierra para el desarrollo de estos emprendimientos familiares” y por “eso es clave que ingresen en el sistema de comercialización”.

En tanto, el titular del Fonaf, Miguel Fernández, demandó la sanción de una ley que reconozca “a la agricultura familiar”, destacar la “potencialidad que representamos ya que tenemos unos 100.000 afiliados y se calcula en 250.000 los agricultores”.

El proyecto declara de “interés público la Agricultura Familiar por su contribución a la seguridad y soberanía alimentaria del pueblo, por practicar y promover sistemas de vida y de producción que preservan la biodiversidad y procesos sostenibles de transformación productiva”.

También contempla la creación del Régimen de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para el medio rural.

Los productores familiares, para poder acceder a los beneficios de la ley, de llegar a obtener sanción en el Parlamento, deberán estar inscriptos en el Registro Nacional de Agricultura Familiar (Fenaf) para poder acceder a las obras de infraestructuras, insumos, créditos, servicios de capacitación y asistencia técnica que brindará el ministerio de Agricultura.

Además la iniciativa contempla que el Ministerio de Agricultura articulará con los organismos competentes del Estado nacional y las provincias el acceso a la tierra para la agricultura familiar, considerando la tierra como como un bien social. Para ello se crea el Banco de Tierras para la Agricultura Familiar con el objetivo de contar con tierras aptas y disponibles para el desarrollo de emprendimientos productivos de la Agricultura Familiar.

 

Fuente: Télam