La Administración Nacional de Parques Nacionales (ANP) aprovechando las vacaciones de invierno invita a conocer cuatro de sus áreas protegidas, esta época del año puede ser la ideal para entrar en contacto con estas área naturales. Se trata de una forma de turismo de aventura que permite una relación más cercana con la naturaleza. Nuestro país tiene tesoros naturales que podemos conocer en estas próximas dos semanas. 

Las tres propuestas que la APN pensó para estas vacaciones tienen localidades cercanas con una amplia variedad de oferta hotelera, cultural, esparcimiento y gastronómica. Las ciudades cercanas a los Parques Nacionales son la base desde la cual poder visitar a diario disintas regiones de estos Parques.

Parque Nacional Iguazú. Son los dominios de la tierra roja guaraní. El norte misionero tiene rincones de sorprendente belleza que se pueden disfrtutar en un circuito de tres días. Las Cataratas del Iguazú fueron declarado en 1984 como Parimonio Mundial de la Unesco y luego incluído como una de las nuevas 7 Maravillas del Mundo. Para compendrer mejor este escenario increíble se aconseja ir al Centro de Visitantes “Yvirá Retá” y a los circuitos peatonales en las pasarelas y miradores, además de realizar excursiones náuticas. También pueden disfrutar de los Paseos a la Luz de la Luna hasta la Garganta del Diablo, que se realizan durante los plenilunios durante todo el año, sólo iluminados por la Luna.

Parque Nacional El Palmar.  El Litoral se muestra en su máxima belleza en este territorio al este de Entre Ríos y sobre el río Uruguay, a unos 50 kilómetros de Colón. Se trata de la mayor concentración de Palmeras Yatay de todo el mundo. La vegetación y la fauna del Palmar son únicas. El invierno es la mejor época del año para conocer este Parque Nacional que combina paseos interpretativos por montes nativos. Hay senderos que se pueden hacer a pie y otros a caballos. El Parque se halla sobre la autovía Ruta 14.

La Glorieta” es el área más impactante para la visión, allí hay ejempalres de Yatay que hace cientos de años han sobrevivido a temporales e inundaciones, creando un ecosistema de conservación de especies animales y vegetales único. Las aves producen una verdadera sinfonía natural. 

Parque Nacional Los Cardones. Salta la linda tiene en los Valles Calchaquies una de sus caras más bellas. Este Parque Nacional tiene su ingreso en sobre la Ruta Provincial 33 en el Paraje del Molino, a un costado del Valle Encantado. En territorios que comprenden el antiguo Camino del Inca, es posible caminar por el cardonal más extenso de nuestro país. Hay diferentes senderos interpretarivos como el “Ojo del Cóndor”, “Sector del Cardonal” y el emblemático “Camino del Pasado” Sin dudas los cardones son el atractivo principal del Parque. Crecen diez centímetros al año y pueden llegar a medir 13 metros de altura. 

Parque Nacional Los Glaciares. Otras de las áreas declaradas Patrimonio Mundial por la Unesco. El mundo gélido y silencioso de los enormes bloques de hielo permite disfrutar de un paisaje incomprable. El más conocido de los 13 glaciares que dan vida al porque es el Perito Moreno, con 30 kilómetros de extensión, 4 de frente y hasta 60 metros de altura. Las enormes paredes de hielo semejan un paisaje onírico al sur del mundo. Este río de hielo tiene una superficie similar a la de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A 70 kilómetros se halla la pintoresca ciudad de Calafate y a poca distancia, el Chaltén. Ambos centros urbanos cuentan con toda clase de servicios. 

Esta forma de turismo requiere de algunos cuidados extras. Se está visitando santuarios naturales en donde se protegen y conservan a especies únicas en el mundo. La Administración Nacional de Parque Nacionales aconseja guardar siempre una distancia prudencial con los animales, no alimentarlo ni perseguirlos, y no encender fuego en estas áreas. Es importante antes de internarse en estas áreas consultar el pronóstico del clima y el estado de las rutas.