Cuando el estado nacional no asegura y protege los recursos naturales, son los propios pueblos quienes deben tomar protagonismo y cuidar su tierra. Esto es lo que sucedió en Chos Malal, Neuquén. La Justicia dio lugar a un recurso de amparo presentado por la La Asamblea Vecinal contra la megaminería que está en contra del proyecto de exploración de cobre en el cerro Caycayén, para que se frene.

Las mineras pactan con el gobierno nacional, provincial y municipal, en ese órden y estas empresas se manejan con tanta impunidad que les cuesta ver que para llevar adelante sus proyectos deben pasar primero por los habitantes de los pueblos en donde van a intervenir. Dante Castro, Analía Fernández y Yaqueline Contreras, representantes de la Asamblea Vecinal contra la Megaminería, decidieron recurrir a la Justicia porque entendieron que se iba a buscar cobre en el cerro que ven todos los días pero no sabían nada acerca de cómo se iba a llevar adelante ese proyecto.

Los vecinos asumieron que “se estaban vulnerando los derechos de las comunidades que se ven afectadas ante el posible desarrollo de un emprendimiento megaminero en el Cerro Caycayen”. El recurso de amparo fue presentando en el Juzgado Civil de la V Circunscripción Judicial. Ese organismo judicial, decidió “hacer lugar al recurso de amparo reclamado, ordenando la suspensión del plazo fijada para la recepción de información y comentarios al informe de impacto ambiental, hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo planteada”.

“De esta manera se hace lugar al pedido de la asamblea vecinal, de que no se estaba garantizando la participación y el acceso a la información del proyecto” Para los vecinos de Chos Malal se trata de una victoria sobre un nuevo emprendimiento minero. “Celebramos esta avance y continuamos invitando a toda la comunidad a informarse y participar de las diferentes asamblea que desde este espacio estamos realizando en la comunidad, para seguir compartiendo experiencias, información, opiniones y organizándonos en defensa de la vida del norte neuquino”.