Por Leandro Vesco / Fuente: Agencia InfoCeI

Los vecinos reclaman la violación territorial y el peligro biológico que conlleva el desarrollo de un proyecto termal en la ciudad. Desde el pasado jueves realizan un acampe en cercanías del arroyo Las Hermanas, donde se realiza la perforación del pozo termal. Para estos días prevén distintas actividades de concientización y manifestación pacífica.

Los miembros de la ONG Unidos por la Vida y el Medioambiente son los realizan un acampe en cercanías del arroyo y prometen que lo harán por tiempo indeterminado hasta que sus reclamos sean oídos. Los vecinos reclaman la violación territorial y el peligro biológico que conlleva el emprendimiento, ya que de acuerdo a estudios y a especialistas, las termas suponen un riesgo ambiental para la localidad y para la población. Al respecto, la ONG advirtió mediante las redes sociales: “nuestro arroyo Las Hermanas está en peligro, un emprendimiento privado quiere destruir nuestra biodiversidad y nuestros recursos hídricos”. El aspecto más polémico es que el proyecto ya lleva el 40% de la perforación sin auditoria hasta el momento”. En relación, los ramallenses señalaron: “las obras se están haciendo de manera irregular y peligrosa. No hay controles ni estudio de impacto ambiental que nos asegure que no se contaminarán nuestras napas de agua. Menos aún hay respuestas sobre que se hará con toda el agua salinizada que se extraerá para las termas”.

No obstante, semanas atrás, el Concejo Deliberante de Ramallo autorizó la contratación del Géologo Abel Pesce, el cual estará a cargo de la auditoría del proyecto termal; iniciativa que también fue repudiada por la ONG.
“El municipio contrata con plata de todos los vecinos a un geólogo cuestionado en otros distritos por su incompatibilidad como funcionario público y su empresa privada, por otro lado, entre sus antecedentes existen situaciones poco claras que nos generan dudas acerca de la conveniencia de que un individuo claramente vinculado al interés privado, asesore al Municipio que debe velar por el interés de toda la comunidad”, anunciaron oportunamente miembros de la asociación civil.

En este sentido, destacaron la labor de los vecinos que sostienen el acampe e invitan a la comunidad a sumarse a las jornadas. “Están haciendo un esfuerzo tremendo por sostener esta causa, simplemente porque se han informado y saben que el proyecto termas es altamente peligroso para nuestras fuentes de agua, y han comprobado que nuestros representantes no saben (o deciden no saber), como es que este proyecto se está llevando adelante”, concluyeron. En los municipios cada vez es más clara la diferencia entre los intereses económicos privados y los públicos, en enhorabuena las asociaciones civiles redoblan su atención y ponen su lupa en estos negociados.