El lago San Roque, uno de los mayores atractivos turísticos de Córdoba, tiene altos niveles de contaminación. Diversos estudios han hallado bacterias propias de residuos líquidos cloacales sin tratar, hay además muy poco oxígeno en el agua, la presencia de algas, olor nauseabundo en superficie y mortandad de peces.

El Municipio de Villa Carlos Paz presentó un proyecto para sanear el Lago San Roque, utilizando plantas acuáticas que tienen la capacidad de alimentarse de fósforo y nitrógeno y que, además, pueden ser disecadas y utilizadas para alimentar peces.

Durante marzo, una bajante en el nivel del espejo de agua hizo que se produjera por muchos días un olor nauseabundo que llegó a las casas y hasta el mismo centro de la ciudad. Desde entonces, el municipio trabaja para darle una solución definitiva a las algas que se pudren cuando las aguas bajan en épocas de sequía.

El proyecto Piloto Experimental de Biorremediación, que forma parte del Plan de Abordaje Sanitario para el Saneamiento del Lago San Roque, contará con el apoyo de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación y la Provincia.

El plan prevé la fitorremediación, que es la utilización de plantas acuáticas implementadas en el lago con la modalidad de islas flotantes o bahías, para que las mismas se alimenten del fósforo y nitrógeno que tiene el agua. El proyecto consta de un circuito que culmina en la disecación de la planta para producir, a su vez, alimento para animales, combustible, o fertilizantes.

El Piloto Experimental de Biorremediación comenzará a funcionar en aproximadamente tres meses y será posible gracias al convenio de cooperación y financiación que se firmó entre el Municipio, la Provincia y Nación, lo que posibilitará la compra de equipamiento, una sonda que medirá la calidad del agua (para una primera etapa del proyecto), un drone y una lancha para controles.