Por Leandro Vesco – Fuente Télam

La recuperación del sistema ferroviario en manos del estado crea grandes expectativas de desarrollo en las provincias de Río Negro, Neuquén y Chubut, con la puesta en marcha de tres nuevos ramales, el primero de ellos, desde julio próximo, denominado “Tren del Valle”, unirá la ciudad de Cipolletti en Río Negro y la capital de Neuquén.

Luego de estas nuevas vías se anunció que se sumará un ramal que conectará el Alto Valle de Río Negro con la ciudad de Añelo, en el corazón de Vaca Muerta, en Neuquén, por parte de YPF y posteriormente la conectividad multimodal del transporte de arenas de una cantera de YPF de la provincia del Chubut, también a la zona de los yacimientos de Vaca Muerta.

El 20 de julio próximo, es la fecha establecida por el gobierno nacional para la puesta en marcha del “Tren del Valle” entre Cipolletti y Neuquén, con 16 frecuencias diarias a través de dos formaciones de fabricación nacional.

A diario circulan entre ambas ciudades por los puentes carreteros alrededor de 30 mil vehículos por lo que se estima que muchos vecinos de ambas ciudades apelarán al ferrocarril para evitar las habituales aglomeraciones en los horarios pico que les permitirá ganar tiempo y reducir costos al dejar de lado los automóviles para trasladarse.

Al mismo tiempo, la petrolera nacional YPF utilizará un innovador sistema de transporte multimodal con la incorporación de camiones “bitrenes” de última tecnología para trasladar arena desde canteras de Chubut a los yacimientos de hidrocarburos no convencionales ubicados en la formación “Vaca Muerta”, en la provincia de Neuquén.

El sistema multimodal contempla la utilización de trenes de carga y camiones de alta tecnología denominado “bitrenes” que se utilizan en la Argentina desde el año 2014. En una primera etapa, la arena se transportará por camión hasta la localidad de Darwin, continuará por tren hasta Contralmirante Cordero (ambas localidades ubicadas en Río Negro) y por camión llegará a Añelo, en la provincia de Neuquén.

El antecedente histórico del ferrocarril se remonta a 1902 con la llegada del tren al “Paraje Confluencia”, hoy ciudad de Neuquén, que en los años posteriores se convirtió en el “Tren Estrella del Valle” entre Plaza Constitución y la terminal en Zapala en Neuquén. Tenía capacidad para transportar 600 pasajeros hasta que la ola privatizadora y de cierre de ramales en la década del 90 lo hizo desaparecer. Con nuevas ideas y mucho trabajo, las vías que habían estado inactivas, vuelven a movilizarse y generar entusiasmo, horizontes de trabajo y prosperidad en regiones olvidadas.