Los directores de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Humberto Schiavoni por Argentina y Héctor Recalde por Paraguay, firmaron un convenio con el presidente de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), Raúl Perdomo, para avanzar en una cooperación técnica que adquiere importancia ante el objetivo de ampliar la represa hidroeléctrica con la instalación de turbinas y el funcionamiento del brazo Aña Cuá.

 

La represa Yacyretá abastece el 22% de la demanda de electricidad argentina y genera el 60% de la energía hidroeléctrica del país. Se considera prioritario sumar más energía al sistema interconectado, por lo que es necesario avanzar sobre un plan para incrementar la generación.

En ese contexto, el responsable del departamento de Hidráulica de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, Sergio Liscia, presentó una investigación sobre el proyecto energético Aña Cuá, brazo donde se halla el vertedero contiguo a la represa ubicada en la localidad correntina de Ituzaingó.

Por otra parte, el experto brindó detalles sobre la implicancia de la ampliación de la central hidroeléctrica Yacyretá en tres turbinas adicionales, las denominadas 21, 22 y 23.

Cabe mencionar que el año pasado un informe de Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) advertía que la represa estaría rompiéndose, ya que dos máquinas estaban inutilizadas, varias otras turbinas estaban dañadas, y las que funcionaban estaban al 75%.

Un mes atrás un supuesto comunicado del Gobernador de la provincia de Corrientes, Ricardo Colombi, que se difundió en internet pedía “Auxilio” al gobierno nacional, “porque medio país está en peligro” refiriéndose a las condiciones actuales en las que se encuentra la represa. “No quiero causar pánico ni miedo pero debemos tomar las medidas necesarias para evitar lo que podría ser la mayor catástrofe de nuestra historia”.

En este video recientemente difundido puede verse en detalle el funcionamiento de una turbina de Yacyretá:

Un video publicado en internet en 2010 abrió una polémica sobre las condiciones estructurales de la represa, algo que más tarde ingenieros salieron a desmentir: