En la última sesión del Concejo Deliberante zapalino se aprobó un proyecto que prohíbe en el ejido municipal las actividades de megamineras metalíferas hidrocontaminantes. De esta manera la ciudad capital provincial de la minería mostró su rechazo a la denominada minería a cielo abierto. Esto se hace para preservar su importante acuifero.

“Buscamos brindar a la ciudadanía una herramienta de protección integral a el sistema acuífero Zapala, impidiendo, como ya lo hicimos con el fracking, que cualquier actividad extractivista ponga en riesgo nuestra agua y nuestra vida. Que quede claro que no nos oponemos a las actividades mineras tradicionales, pero si a estos mega yacimientos que ponen en riesgo la vida”, expresó el concejal Hernán Moreno, autor del proyecto junto a Ana María Cuadrado y Ricardo Pérez.

En los considerandos, los ediles señalaron que “la actividad denominada minería a cielo abierto, también conocida como megaminería o minería transnacional, es una de las formas más devastadoras de extracción de materias primas minerales, ya que conlleva enormes impactos a nivel ambiental, social y cultural“.

La ordenanza aprobada prohíbe en todo el ejido municipal la actividad megaminera hidrocontaminante en la modalidad denominada a cielo abierto en todas sus etapas, constituidas por: cateo, prospección, exploración, explotación, desarrollo, preparación, extracción y almacenamiento de sustancias minerales.

Además la norma inhibe de utilizar para cualquier modalidad de explotación minera, el uso de cianuro, cianuro de sodio, mercurio, ácido sulfúrico, ácido clorhídrico, ácido fluorhídrico, ácido nítrico, ioduro de sodio, bromuro de sodio, xantatos, alquil xantatos, alquil ditiofosfatos, xantoformiatos, detergentes, espumantes químicos y todas las sustancias que por ley son consideradas peligrosas.

De esta manera Zapala da un paso muy importante para el cuidado del medio ambiente, rechazando las técnicas contaminantes que usan las empresas de extracción minera a cielo abierto.